Mi gato se ha perdido, ¿qué hago? ¿por dónde empiezo?

Es la pesadilla de las personas que convivimos con gatos, pero hay veces que nuestro gato se pierde y no puede o no sabe volver a casa, en estos casos es importante tener claro que tenemos que hacer y hacerlo con celeridad.

Presentar los pasos que deberíamos seguir en ese caso es el objetivo de este artículo.

En el caso de gatos con acceso al exterior, que entran y salen libremente de casa, cada persona conoce su rutina pero si estamos preocupadas porque no ha venido a casa lo primero sería buscarle en los alrededores de su territorio, aquel en el que más tiempo pasa, inspeccionar huecos y recovecos donde se haya podido quedar atrapado y preguntar a l@s vecin@s si le han visto.

En los gatos sin acceso al exterior dependiendo de cómo se haya perdido, si ha sido al caerse de la ventana, en un descuido al ir al veterinario, etc, también deberíamos seguir algunas de estas directrices. En este caso es muy importante acordarse de que los gatos son animales muy territoriales y se suelen asustar en zonas desconocidas para ellos, por lo que lo normal sería, si pueden, que estén escondidos hasta que no haya mucho movimiento y se atrevan a salir, por las noches es un buen momento para buscar un gato perdido en una ciudad.

Lo ideal cuando buscamos a un gato es que lo hagan aquellas personas a las que él conoce, ya que en algunos casos la presencia de gente extraña puede disuadirle.

Si nuestro municipio tiene servicio municipal de recogida de animales, en la web del ayuntamiento encontraremos el contacto, hay que llamarles y preguntar si lo han encontrado. Si no es así les diremos que tomen nota de sus características por si le recogiesen más adelante.

Mi gato se ha perdido

También es muy importante hacer carteles incluyendo:

  • Día de desaparición del gato y zona.

  • Una buena foto, o mejor dos en la que se le reconozca bien.

  • Su descripción incluyendo color del manto o pelo y de los ojos y si tiene alguna característica que lo haga especial, o collar.

  • Teléfono y persona de contacto.

Los carteles hay que hacerlos cuanto antes, imprimirlos en color para que se distingan bien las fotos y colgarlos por la zona en la que se ha perdido y alrededores. Los gatos pueden llegar a tener un territorio muy amplio así que cuantos más carteles pongamos más posibilidades tenemos de que alguien le reconozca.

El siguiente paso es contactar con las asociaciones que trabajan con animales en la zona, por si acaso alguien lo ha recogido o visto, les podemos mandar el cartel para que lo difundan en las redes sociales y entre sus contactos.

También deberíamos contactar con los veterinarios de nuestro municipio, es posible que alguien lo haya recogido y lo lleve a que le vean. Lo ideal sería pasarse por las clínicas veterinarias y llevarles el cartel para que lo cuelguen. Si además nuestro gato está identificado con un microchip deberíamos indicárselo al veterinario y darle el número del mismo.

Si sigue sin aparecer no debemos perder la esperanza y tendríamos que seguir buscándole por las noches, puede pasar un tiempo hasta que le encontremos.

Y por último, pese a no ser plato de buen gusto, tenemos que contemplar el que le haya atropellado un vehículo y el servicio de recogida del ayuntamiento lo haya retirado, por lo que deberíamos contactar con el ayuntamiento y pedirles que lo comprueben.

Y como no cuando nuestro gato aparezca tenemos que retirar los carteles y avisar a todas las personas que han colaborado en su búsqueda, vecinos, asociaciones, veterinarios…y agradecérselo.

Y a disfrutar de su regreso!!!

 

El principal objetivo de este artículo es ayudar a que las personas que han perdido un gato lo encuentren por lo que puedes compartir y difundir este artículo libremente, siempre que reconozcas su autoría.

 Licencia CC Artículo bajo licencia de Creative Commons.

Share

Deja un comentario