Presentaciones entre gatos, ¿cómo hacerlas?

Las presentaciones entre gatos son importantes, muy importantes. Los gatos son animales muy territoriales por lo que a la hora de introducir otro gato en su territorio debemos seguir unas pautas. Estas nos ayudarán a que poco a poco ellos se vayan conociendo y aceptando.

Adopción y acogida ¿gatito o gato?Hay personas que meten directamente el gato nuevo sin ningún tipo de pauta, y les sale bien. Los gatos se acaban tolerando e incluso llevándose bien. Pero en la mayoría de los casos esto no es así.  Y si bien es verdad que una presentación mal hecha se puede trabajar y que los gatos acaben conviviendo, es necesario mucho trabajo y esfuerzo para conseguirlo. De forma que yo os diría que es mejor hacer las cosas poco a poco.

Hagamos las presentaciones bien desde el principio y pensemos que aunque nos lleve un tiempo que los gatos vivan juntos vamos a disfrutar durante años de su amor y su compañía.

Preparando el terreno

Antes de traer otro gato a casa es importante pensar si el gato de casa quiere compartir su hogar con otro gato. Si desea compartir sus juegos, su comida, su rascador, a sus personas, sus espacios, etc. Pensad con calma y detenimiento esto. Porque no todos los gatos quieren compartir su vida con otro gato. Hay gatos que prefieren vivir solos con sus personas y que no quieren oír hablar de otros gatos.

Problemas de comportamiento gatosUna vez que tenemos claro que el gato de casa quiere vivir con un compañero gatuno debemos tener en cuenta su edad y su carácter. Por mucho que hagamos unas presentaciones maravillosas juntar a un gato muy tranquilo con uno muy activo o a uno inseguro con uno muy seguro no suele salir bien. Ni juntar gatos mayores con gatitos.

En el post  ¿Gato o gatito? cómo elegir a mi gato? hablo sobre este tema en profundidad. Si bien os digo que la clave es caracteres similares, edades parecidas y niveles de actividad semejantes.

También debemos tener en cuenta la salud de ambos gatos, el de casa y el nuevo, ambos deben estar sanos para que no exista posibilidad de contagio de alguna enfermedad. Si bien aquí podemos jugar con el periodo de adaptación del gato nuevo y hacer una cuarentena en nuestra casa guardando las medidas necesarias.

A la hora de hacer las presentaciones es muy importante tomarnos nuestro tiempo y hacer las cosas con calma, tanto el gato recién llegado como el de casa necesitan un tiempo de adaptación mutua, por lo que la presentación debe hacerse progresivamente, nunca de golpe. Y para ello es necesario preparar mi casa antes de que llegue el gato nuevo.

Preparando mi casa

La idea es que el nuevo gato se vaya adaptando tanto a su nuevo hogar como a las personas que viven en él mientras el gato de casa va asimilando que ha llegado un nuevo compañero.

gato descansandoEl gato nuevo deberá tener su lugar seguro, una habitación en la que tenga todas las cosas que necesita y donde el gato de casa no va a poder entrar en un tiempo. Algunas de las cosas que necesita, y que podéis encontrar con más detalle en el post ¿qué necesita mi gato?, son:

  • Comida siempre disponible  y alejada del arenero
  • Agua
  • El arenero
  • Un lugar donde resguardarse y sentirse tranquilo (puede ser una caja, el mismo transportin,etc)
  • Juegos y juguetes
  • Un rascador 

 

Y una vez que tengamos esta habitación, que llamaremos lugar seguro, podemos traer al gato nuevo a casa. Entraremos directamente con el dentro del transportín y lo abriremos sólo cuando estemos en el lugar seguro y con la puerta cerrada. Y siempre, siempre, dejaremos que sea el gato el que decida cuando salir del transportín. Sin forzar ni empujar. A su ritmo y con respeto.

Y ¿cuando dejo que se vean?

El día que llegamos a casa con el gato nuevo dentro del transportín podemos hacer un pequeña prueba. Y digo pequeña porque va a ser muy breve. Podemos dejar que el gato de casa vea al nuevo dentro del transportín poniendo este encima de una mesa y dejando que el de casa se acerque. De esta forma podemos ver la reacción de ambos gatos. Esta prueba no es recomendable si el gato nuevo está muy asustado, si es un gato inseguro o tímido. Ya que en este caso lo único que haremos es hacerle pasar un mal rato. Es importante tener esto en cuenta. En estos casos es mejor esperar a que el gato esté tranquilo y se haya adaptado a nosotr@s y nuestra casa para dejar que se vean por primera vez.

Presentaciones entre gatosNosotr@s pasaremos tiempo con el gato nuevo en su lugar seguro. De forma que poco a poco se irá adaptando a su nuevo hogar y a nosotr@ssin tener contacto con el gato de casa. Y sólo, y remarco solo, cuando el gato nuevo esté perfectamente adaptado a nosotr@s y a su lugar seguro podemos empezar las presentaciones con el gato de casa.

Antes de empezar las presentaciones con el gato de casa es importante tener en cuenta como esta él. El de casa. No es lo habitual pero hay veces que el gato nuevo se adapta muy rápido. Y es el de casa él que necesita más tiempo para asimilar que hay un gato nuevo. En estos casos debemos respetar el tiempo y las necesidades del gato de casa. Siempre debemos respetar el tiempo y el espacio de aquel gato al que los cambios le cuestan más.

Para apoyar todo este proceso contamos con las Esencias florales, que ayudan a los gatos y a sus personas durante todos estos cambios. Cada gato en su casa trabaja con ellas y os aseguro que son maravillosas. Si bien es importante conocer que esencias son las que pueden ayudar en cada caso. Por lo que es mejor que la fórmula la teste un profesional que trabaje con ellas.

El primer contacto

La primera vez que se ven es muy importante. Si lo hacemos de golpe y los gatos se pelean es difícil y trabajoso que después se lleven bien. Por ello, y tal y como dice Laura Trillo, de Terapia Felina podemos utilizar un transportín como medida de protección.

presentaciones entre gatosLa idea es meter al gato nuevo en el trasportín y abrir la puerta de la habitación. Permitiendo que el gato de casa entre, huela las cosas del otro, cotillee lo que quiera. Y ambos gatos se vean y podamos ver cómo reaccionan sin riesgo para ninguno.

El transportín es mejor ubicarlo en una altura, para que el gato que este dentro se sienta más tranquilo y tenga una visión más amplia. Si esta pegado a una pared mejor, para que uno de los lados esté protegido. Y si tenemos un transportin grande o podemos conseguir uno mejor, más cómodo estará el gato dentro.

Durante este proceso es muy importante nuestra actitud y predisposición. Si nosotr@s estamos nervios@s y asustad@s será más complicado que ellos estén tranquilos.

Además podemos estar tranquil@s porque el trasportín protegerá a ambos gatos en caso de que alguno quiera pegar al otro. Los bufidos, gruñidos e incluso el darle con la pata al otro gato son habituales, no nos deben preocupar. Es una forma de comunicación y debemos dejar que lo hagan.

Si los gatos están tranquilos podemos estar así unos minutos, 10-15, lo que consideremos, y ver cuál es la reacción de ambos gatos y dejar que se vayan viendo y conociendo. Esto lo haremos un rato cada día, alargando el tiempo. E iremos viendo como se van comportando.

Y ¿si la cosa se pone fea?

pelea de gatosEn este caso es importante diferenciar tensión, comunicación y querer pelea. Yo siempre digo que bufidos y gruñidos son bienvenidos. De forma que no vamos a intervenir si se bufan, gruñen, dan con la pata. Nosotros somos espectadores, a no ser que las cosas se pongan feas no intervenimos.

Y las cosas se ponen feas si los gatos chillan. Si uno de los gatos se estresa y maúlla muy alto, chillando, o intenta atacar al otro debemos cortar las presentaciones por ese día. Para volver a intentarlo al día siguiente.

Para cortar la presentación podemos sacar al gato de la habitación, retirando el transportin. O taparlo con una tela para que no haya contacto visual. Con esto ambos se tranquilizarán. Nunca debemos manipularles, cogerles o empujarles. Haciendo las cosas con calma todos estaremos más tranquilos.

¿Cuanto tiempo?

Podemos repetir este proceso tantos días como sea necesario hasta que estemos tranquil@s y segur@s de que los gatos no se van a agredir. Además del apoyo de las esencias florales, darles algún premio durante las presentaciones o jugar con ellos ayudará a normalizar el proceso.

mimos de gatoCuando ya les veamos bien adaptados. Cuando intenten jugar o simplemente se ignoren. Solo cuando estemos seguros de que no se van a pegar podemos abrir la puerta de la habitación. Y permitir que anden por donde quieran. Cuando estén los dos sueltos por casa podemos darles latita, en platos separados, o algún premio para que compartan momentos.

Muchas veces son ellos mismos los que nos indican, con su comportamiento, gestos…, que quieren que abramos la puerta. Siempre que lo veamos claro podemos hacer caso a nuestro instinto y confiar en ellos. Si tenemos dudas es que no lo vemos claro.

Otra forma de facilitar la presentación es intercambiar los lugares de los gatos. Permitiendo que el gato de casa pasee por la habitación del gato nuevo mientras éste pasea por el resto de la casa, oliendo y dejando sus feromonas en ella.

De esta forma que ambos huelen al otro gato y sus feromonas sin tener contacto directo con él. Esto solo se debe hacer cuando el gato nuevo está adaptado y vemos que tiene ganas de salir de su lugar seguro. Si lo hacemos antes lo único que conseguiremos es que se asuste y se esconda.

A tener en cuenta

Una vez que hemos empezado a dejar que ellos se vean sin el transportín todavía puede haber momentos de tensión. Y sobre todo al principio deberemos estar un poco atentos. Esto puede durar unos días o unas semanas, depende del gato.

presentaciones entre gatosEn este caso nosotr@s decidiremos si cuando no estamos el gato nuevo se queda en su lugar seguro o ya les dejamos sueltos por casa. Siempre cuando veamos las cosas muy claras. Si dudamos no están claras.

Por ultimo decir que nunca debemos forzar a un gato, ni a ningún ser, a hacer algo que no quiere.  Ellos saben lo que necesitan y en qué momento lo necesitan, sólo tenemos que escucharles y hacerles caso. Forzándoles lo único que conseguimos es que se estresen y lo pasen mal. Ellos y nosotr@s al ver que no están bien.

Cada animal necesita su tiempo y es importante respetarlo en todo momento. Habrá gatos que en días ya estén jugando y otros que necesitarán semanas o meses. Debemos respetarlos.

Y una vez que todos están adaptados solo nos queda disfrutar de sus juegos y mimos.

Espero que todos estos consejos os hayan servido a ti a tu gato. Si necesitas que te asesore, ayude o acompañe durante el proceso de presentación. Si has hecho las presentaciones y no han salido bien o tienes alguna duda puedes contactar con Cada gato en su casa. Sin compromiso.

Licencia CCArtículo bajo licencia de Creative Commons

Share

Deja un comentario