10 cosas que mi gato necesita para ser feliz

Gato felizUn gato feliz, ¿quién no quiere compartir su vida con un gato feliz?. Vamos a ver 10 cosas que pueden hacer que los que viven con nosotr@s lo sean.

1. Buena comida y siempre disponible

Los gatos son carnívoros estrictos. Cazan en solitario presas más pequeñas que ellos mismos (roedores, lagartijas, pájaros…). Como sus presas son pequeñas y no ofrecen mucho que comer dedican gran parte de su tiempo a cazar y alimentarse, ya que para cubrir sus necesidades nutricionales deben poder ingerir un gran número de presas al día. De esta forma comen muchas veces a lo largo del día cantidades pequeñas. Su organismo está preparado para ello, para gestionar su comida.

Y en nuestras casas aunque no necesitan cazar su alimento si necesitan poder gestionarlo. De forma que la comida siempre, y digo siempre, debe estar a su disposición.

En el post El gato y el acceso libre a la comida, necesario e imprescindible tenéis más información sobre este tema si no lo termináis de ver claro.

En cuanto al tipo de comida hay diferentes posibilidades: pienso, latas o dieta cruda (BARF o ACBA). El post ¿Cuál es el mejor alimento para los gatos? redactado por Mónica Gonzalez Tovar (dietética y nutrición veterinaria) habla en profundidad sobre los diferentes alimentos y sus características.

En este caso la decisión está nuestras manos, pero siempre tenemos que ser conscientes de que la alimentación es la base de nuestras vidas por lo que es importante que esta sea de calidad.

Gato cazador Así que vamos a ver a que me refiero con alimentación de calidad. La comida preparada, pienso y latas debe:

  • Tener un porcentaje de proteína de origen animal, mínimo, del 30%, en el caso del pienso.
  • Estar hecho de carne o pescado, no de subproductos. Ni animales ni vegetales.
  • Indicar que tipo de carne o pescado se ha empleado para hacerlo. Cuanto más detallado mejor. (mejor pavo o pollo que aves).
  • Intentemos evitar las harinas.
  • No debe contener cereales (trigo, maíz, etc). Ni carbohidratos (patata, guisantes, etc). No los necesitan ni su cuerpo los asimila bien.
  • Sin aditivos o con los mínimos, y a poder ser que sean naturales.

2. Un buen arenero

Los gatos que no tienen acceso al exterior necesitan un buen arenero, no pueden elegir donde hacer sus necesidades. Y para ellos es muy importante. Un buen arenero debe ser:

  • fotos de gatosEl arenero debe ser amplio, y cuando digo amplio me refiero a que el gato pueda darse la vuelta dentro con facilidad, y sin tener que salir del mismo.
  • Mejor sin cubierta o tapa, a ellos les gusta tener todo controlado. Así que meterse en un sitio cerrado a hacer sus necesidades no les atrae nada. Y en todo caso si optamos por uno cubierto siempre sin puerta para que puedan ver lo que sucede fuera.
  • El arenero debe estar ubicado en una habitación diferente a la comida y en un lugar tranquilo. Que no sea una zona de paso. Donde nadie les pueda sorprender.
  • La arena que más les gusta es aquella similar a lo que encontrarían en la naturaleza. Por ejemplo la arena aglomerante es cómoda para ellos y para nosotr@s. Y siempre sin perfume. No uséis arena de sílice por favor. Su tacto es totalmente artificial y aunque a nosotr@s no nos lo parezca huele y bastante.
  • El arenero debe estar limpio, varias veces al día debemos retirar los pises y cacas. Y cuando la bandeja se ensucie limpiarla con agua y jabón.
  • Dependiendo del número de gatos que vivan en casa deberemos tener 1, 2, 3 areneros. Algunos profesionales recomiendan tener los mismos areneros que el número de gatos + 1. Yo creo que depende de cada caso y de la relación que tengan los gatos entre ellos. Si bien deben tener suficientes areneros y a ser posible ubicados en lugares diferentes.

Si vuestro gato no utiliza el arenero el post ¿Por qué mi gato hace pis fuera del arenero? os puede ayudar.

gato libre disfruta arbol3. Un rascador elegante

El rascador es un elemento imprescindible en cualquier hogar con gatos. Ellos necesitan afilarse las uñas, subirse a las alturas, trepar. Ejercitarse como felinos que son.

Este debe ser estable y adecuado al tamaño del gato. El gato debe poder estirarse para afilarse las uñas. Así es como lo hacen. Y además debe tener alturas para poder subir y trepar por el. En el álbum de rascadores de Cada gato en su casa podéis encontrar buenos ejemplos.

4. Diferentes alturas donde subirse

Los gatos viven en tres dimensiones, les encantan las alturas y es ahí donde más seguros se sienten. Pueden vigilar desde ellas todo lo que pasa a su alrededor.

Por eso siempre andan por las mesas, la encimera, las baldas. Así que lo ideal es facilitar que vivan en las alturas, ya sea con baldas, un buen árbol para gatos, un columpio, etc. Todo aquello que se nos ocurra o se les ocurra  a ellos.

los gatos y las ventanas5. Un lugar para cotillear

El dicho reza “la curiosidad mato al gato” y es que no lo pueden evitar. Les encanta cotillear. Así que vamos a facilitarles un lugar desde el que cotillear. Una ventana abierta en la que puedan oler, escuchar y cotillear hará las delicias de cualquier gato. Siempre con seguridad, y digo con seguridad porque es mejor prevenir que curar.

Así que pondremos una protección para que no se puedan caer. Bien sea una mosquitera resistente, como la de la foto que es del Leroy Merlin, una red para gatos, como las de Zooplus o de Proyecto Noa,  o el invento que nosotr@s hagamos. Pero con seguridad por favor.

los gatos y la valeriana6. Estímulos para el día a día

En la naturaleza ellos encuentran diferentes estímulos, bien sea otro gato, un ratón al que cazar, unas hierbas en las que revolcarse. En nuestras casas podemos ayudarles proporcionándoles algunos de esos estímulos.

Juguetes, cajas con hierbas secas tipo catnip o valeriana, hierba gatera para comer o restregarse en ella. Estas son sólo algunas de las ideas para estimular el día a día en la vida de nuestro gato. Si tu gato pasa mucho tiempo sólo y crees que se aburre el post Creo que mi gato se aburre, ¿cómo le ayudo? os puede venir bien a ambos.

 

7. Cuidar nuestra relación con él

el juego en la vida del gatoEllos son nuestros compañeros y les encanta pasar tiempo con nosotr@s. Bien sea jugando, descansando a nuestro lado o haciéndonos unos mimos.

El juego es imprescindible en su vida y refuerza el vínculo que existe entre nosotr@s. A ellos les permite liberar tensiones, hacer ejercicio, relacionarse con el entorno y ejercitar la mente. Y a nosotr@s nos proporciona un momento de relax y desconexión de nuestra rutina diaria.

Así que a jugarrrr!! Eso sí, siempre con los juguetes adecuados. En el post La importancia del juego en la vida del gato hablo sobre ello en profundidad.

8. Respetar su naturaleza y su ser

mimos de gatoAdemás de jugando cuidamos nuestra relación respetándoles tal y como son. Dejando que se expresen como pequeños felinos que son y siempre, siempre respetando su espacio.

La necesidad de contacto de los gatos es mínima, por ello debemos respetar en todo momento su naturaleza y sus deseos, y es importante tener en cuenta que las caricias, los achuchones y los besos son para nosotros y no para ellos. Ellos saben que nosotr@s las necesitamos y muchas veces disfrutan con ellas, pero es importante hacerlas desde el respeto al animal y a sus necesidades.

Muchas veces creemos que vivimos con lindos gatitos, suaves y achuchables, y sí, vivimos con lindos gatitos! pero también con grandes cazadores que cuentan con unas garras increíbles y unos dientes muy afilados, así que por favor evitemos que tengan que usar las herramientas que la naturaleza les ha dado para capturar y matar a sus presas, con nosotr@s para decirnos que no quieren más mimos, besos, abrazos…

Hace un tiempo hice una colaboración con GEDVA y en su web podéis encontrar el post  Cómo convivir con un gato respetando su espacio. En él hablo sobre este tema en profundidad.

9. Atentos a la salud

Los gatos son cazadores solitarios y en su naturaleza el instinto de supervivencia es muy fuerte. Es por ello que no muestran signos de debilidad. Un gato enfermo hará todo lo posible para que no se note que no está bien. De forma que los cambios en ellos son mínimos. Las señales de enfermedad de un gato pueden llegar a ser cambios muy sutiles, de forma que sólo las personas que viven con ellos los sienten. En el post Cómo reconocer posibles síntomas de enfermedad en tu gato Laura Trillo habla sobre ello en profundidad.

Yo os diría que ante la mínima duda confiar en lo que sintáis e ir a que un buen veterinario le examine. Y cuando digo buen veterinario me refiero a uno en el que confiéis. Uno que sepa gatos y sus enfermedades y que a su vez sepa tratar a un gato con respeto y tacto. Contar con un veterinario de confianza es imprescindible.

10. Personas felices gatos felices

enseñanzas del gato

Y por último pero no menos importante es imprescindible que prestemos atención a nuestras emociones y nuestros bloqueos. Que les prestemos atención y los trabajemos.
Muchas veces ellos muestran cosas que son nuestras, nos ayudan transmutándolas, hacen de espejo y nos ayudan a visualizar aquello que no queremos ver. Y como a las personas nos suele costar ver las cosas a veces se ven sobre cargados y se pueden llegar a poner malitos. Es por ello que responsabilizarnos de nuestras emociones, conflictos, bloqueos… en definitiva de nuestra vida. Les ayuda a vivir la suya en plenitud.

 

Espero que todos estos consejos os hayan servido a ti a tu gato. Si necesitas más ayuda o tienes alguna duda puedes contactar con Cada gato en su casa. Sin compromiso.

 

Licencia CCArtículo bajo licencia de Creative Commons

Share

Deja un comentario