El gato y el acceso libre a la comida, necesario e imprescindible.

Los gatos son cazadores, territoriales y nocturnos. Su cuerpo está preparado para correr, saltar, trepar, cazar y matar a sus presas, y para ello tienen garras, colmillos, unos ojos únicos, un oído excepcional, un gran sentido del olfato, un agudo sentido del tacto y un sofisticado sistema de equilibrio.

Por todo ello son excelentes cazadores, y en la naturaleza cazan en solitario presas más pequeñas que ellos mismos (roedores, lagartijas, pájaros…).

gato caza

 

La caza es un ritual y para ello permanecen largo tiempo emboscados y al acecho esperando el momento perfecto para capturar a su presa, su sentido de la vista les proporciona una capacidad excepcional para detectar el movimiento, lo que les permite acechar durante horas una madriguera en la que nosotros, los humanos, no vemos el mínimo movimiento.

Su fino sentido del oído les permite detectar y posicionar en el espacio a sus presas sin verlas; y su excepcional sentido del tacto les posibilita detectar la más mínima corriente de aire, el más mínimo movimiento.

 
Pese a sus capacidades y su paciencia no capturan todas las presas a las que acechan e intentan cazar, por lo que emplean gran parte de su tiempo para conseguir su alimento.

Una vez capturada la presa juegan con ella para aturdirla y que no les pueda dañar con sus dientes, pico o uñas, ya que en estado natural una herida puede ser fatal,  y después de matarla se la comen, bien en el mismo lugar o la transportan a otro más seguro para comerla allí.

Como ya he mencionado sus presas son pequeñas y no ofrecen mucho que comer así que dedican gran parte de su tiempo a cazar y alimentarse, ya que para cubrir sus necesidades nutricionales deben poder ingerir un elevado número de presas pequeñas al día,  de 10 a 15 presas pequeñas al día.

Gatito lindo

 

Todos los gatos cazan, lo que no implica que todos sean cazadores experimentados ni competentes, ni que todos sepan como matar a sus presas.

Los gatitos aprenden a cazar a las pocas semanas de nacer y sus juegos están centrados en abalanzarse, hacer carreras cortas y rápidas, y tender emboscadas.

 

 

Los gatos que viven con nosotr@s no tienen necesidad de cazar su alimento ya que se lo proporcionamos nosotr@s, pero si tienen necesidad de gestionarlo, de gestionar cuando y cuanto comen.

Y esto es muy importante para ellos e influye directamente en su bienestar. Al igual que lo harían sus compañeros asilvestrados, en la naturaleza,  los gatos caseros comen pequeñas cantidades de alimento muchas veces al día, pudiendo llegar a ir al comedero hasta 15-20 veces en el mismo día.

Gatos sin acceso libre a la comida

Los gatos sin acceso libre a la comida, aquellos a los que los humanos les dan de comer un número de veces al día y una cantidad exacta no pueden gestionar su alimento, no porque no sepan hacerlo sino porque las personas con las que viven no se lo permiten. Estos gatos se abalanzan sobre el plato cuando su persona se lo pone y se comen todo lo que haya en él sin importarle la cantidad y si es lo que necesita o no. Se han acostumbrado a no poder gestionar su alimento y por ello se comen todo lo que se les ponga delante.

Esto es anti-natural para ellos, les genera estrés y agrava la ansiedad que puedan tener por la comida. Además de generar muchos problemas y conflictos, como la agresión competitiva.

En el caso de que nuestro compañero coma con ansiedad o tenga sobrepeso lo ideal es buscar la causa y trabajarla, ya que restringir su acceso a la comida no hará que la ansiedad desaparezca, sino que la agravará.

Gata en la naturaleza

 

Es importante recordar que de adultos el juego de la caza seguirá siendo el mismo que aprendieron de gatitos, las emboscadas y el acecho, las carreras cortas y rápidas, y el abalanzarse sobre sus presas serán su forma de expresarse como gatos que son, y es eso lo que las personas que vivimos con ellos podemos aprovechar para que el momento de la comida sea un juego para ellos, bien con comederos interactivos, escondiendo parte de su comida para que la busquen, jugando a cazarla… y de todas aquellas formas que se nos ocurra, pero siempre con alimento a su disposición durante todo el día y la noche.

 

Por favor dejemos que los gatos se expresen como aquello que son, pequeños felinos cazadores.

 

Y recordemos siempre que los gatos que viven con nosotr@s nos aman, nunca nos harían daño ni nada para molestarnos. Si eso sucede es que nos están intentando decir algo, algo muy importante, ya que para que le prestemos la debida atención están haciendo algo que va en contra del amor que ellos sienten por nosotr@s.

Si necesitáis ayuda, orientación o apoyo para resolver algún conflicto no dudéis en poneros en contacto con Cada gato en su casa, trabajamos en positivo, desde el respeto y el amor hacia los gatos y con el apoyo de diferentes terapias naturales.

 

El principal objetivo de este artículo es ayudar a que los gatos se encuentren a gusto en nuestros hogares por lo que puedes compartir y difundir este artículo libremente, siempre que reconozcas su autoría.

 Licencia CC  Artículo bajo licencia de Creative Commons.

Share

Un comentario:

  1. Pingback: Que necesita mi gato, compartiendo hogar -Cada gato en su casa

Deja un comentario